ARTEIXO NA XEOGRAFIA XERAL DO REINO DE GALIZA. EUGENIO CARRÉ ALDAO, 1928

EUGENIO CARRÉ ALDAO

     Nado na Coruña en 1859, Eugenio Carré Aldao, tamén coñecido por Uxio, foi un libreiro e escritor en lingua galega e castellana. . No ano 1891 faise cargo da libraría de Andrés Martínez Salazar e da imprenta de Domingo Puga, onde tiña lugar unha terturlia galeguista, coñecida como A Cova Céltica, da que Eugenio Carré era o principal animador.
     Na súa imprenta aparecerían gran parte dos libros dos autores galegos da época. Foi membro da Liga Galega (1897) e de Solidaridade Galega (1907), e sería un dos fundadores da Real Academia Galega, así como membro da Real Academia da Historia.
     Carré casara con Purificación Alvarellos Pena, con quen tería 11 fillos, aos que lles inculcaría as súas inclinacións literarias. Algún deles, Uxío, Leandro e Lois Carré Alvarellos serían escritores, así como as súas netas May Carré e María del Pilar Carré, que escribiron novela rosa.
                                                                Eugenio Carré


     Algunha das súas obras foron Brétemas (1896); Raiolas (1898); Apuntes para la historia de la imprenta y el periodismo (1901); La literatura gallega en el siglo XIX (1903); Influencia de los catalanes en el progreso de la industria pesquera en Galicia (1904); Idioma y literatura de Galicia (1908); Guerra de la Independencia en Galicia. El Alzamiento contra los franceses (1908); Influencias de la literatura gallega en la castellana (1915); Contos de forxa (1919) ou, A terra chama (1925).
     En 1928, catro anos antes da súa morte, publica Geografía General del Reino de Galicia, unha auténtica xoia, unha obra sublime na que Carré da un paseo polo máis profundo de cada un dos concellos galegos debullando a súa xeografía, historia, lendas, etnografía...

     A continuación, aparece a información que Eugenio Carré Aldao escribiu sobre o Concello de Arteixo en dita obra (Tomo V, páxinas 687 a 711):



                                                      ARTEIXO (ARTEIJO)    (550)

     Término municipal de unos 70 kilómetros cuadrados de extensión, sito en el centro de la costa N. de la provincia y al SO. de la capital de la misma. Limita al N. con el ayuntamiento de Coruña-Oza, al E. con el de Culleredo y al S. con el de Laracha, éste partido de Carballo, separados ambos por los montes de Boedo, Morás y Arteixo y los de Vilarchán, Carboeiro o Santa Leocadia y sierra de la Estrella. Al O. se extiende por el litoral.

     Clima templado y sano. Es país más montuoso que plano, pues es quebrado en sus dos terceras partes. Sus montes principales son Carboeiro, Subica y Monteagudo y el elevado y áspero macizo que se une al desfiladero de Meirama (Cerceda-Ordenes) y separa al valle de Arteixo de los de Elviña o Monelos (Oza-Coruña), Veiga y Vilaboa (Culleredo). Abunda en aquéllos el pino y toxo (aliaga). No hay bosques.

     El paisaje en este término ostenta severo aspecto, cubiertas sus laderas por el toxo y los pinares y apareciendo impregnado de cierta tristeza, por cuanto el arbolado sólo luce en determinadas feligresías, y son tan humildes y de escaso caudal sus corrientes, que no pueden aspirar al título de ríos, debiendo contentarse con la simple categoría de arroyuelos. De todos modos el fuerte contraste de la severidad de los lugares áridos y selváticos con el verdor perenne de las cañadas y vallecitos que se abren al abrigo de las altas y escarpadas montañas, dan tal serenidad y melancólica poesía al territorio que predisponen las almas a la meditación y recogimiento, resultando así más grata la visión de los risueños campos de labradío y de los prados siempre verdes en medio de aquellos ásperos parajes.


      Integran el valle de Arteixo, que puede considerarse como la antesala del rico y feraz país de Bergantiños, con que limita al SO., tres cañadas. Una es el riente valle que comprende las feligresías de Lañas, Loureda y Arteixo, cañada que comienza al O. de Lañas con la sierra de la Estrella, divisoria con Bergantiños, sigue por el alto pico do Galo y viene al S. por los montes de Vilarchán y Carboeiro, que están sobre Loureda. Sigue la separación por los montes de Boedo, de Veiga (Culleredo), montes que están al E, como los de Morás, Arteixo y su castro y los de Oseiro, que cierran la cañada, que riega el Bolaño, que viene de Loureda, aumentando en su curso el caudal con varios arroyos y atraviesa todo el valle, a cuyo paisaje presta hermosura con los giros y revueltas de su cauce, y pasa por el puente de Ba, baños y lugar de Arteixo, hasta llegar ao Océano por la playa de Alba, inmediata al lugar de Rañal, feligresía de Arteixo. Al Bolaño afluye otro riachuelo llamado Caldas, que nace en Lañas, baja por los molinos de Pedregal y se le une un poco más abajo del puente de Ba, estando ambos pasos en la carretera a Finisterre.

     Otra encañada es la que se encuentra al E. de la anterior y a las faldas orientales de los montes de Penasqueira, en Arteixo, y que está compuesta por las parroquias de Morás, Oseiro y Suevos, dominada al S. por los montes de Morás y al E. por la gran elevación del monte do Xalo y el de las Arcas. Cruza este valle el arroyo Rexidoiro, formado por varios regatos procedentes de las vertientes orientales y que faldeando los montes de Arteixo, por su ladera del E., se pierde en el mar por la playa de Sabón, después de separar Oseiro de Arteixo.

     La tercera y última cañada es la de las feligresías de Armentón, Monteagudo, Sorrizo, Chamín y Barrañán, que se extiende al Occidente de la de Arteixo, teniendo a su O. las faldas orientales de la sierra de la Estrella, con el Monteagudo, y regándola el arroyo Castro, que halla sus fuentes en dicho monte y en los manantiales de las parroquias de Monteagudo y Armentón y que va por la playa de Barrañán a sumarse al mar.

     La parte de costa que corresponde a este ayuntamiento es la que corre de O. a E. desde la punta Altiña, puertecito de Suevos, llamado también Agra doce. El puerto de Sorrizo está al E. del de Cayón (Laracha-Carballo), separado por la punta Altiña. Siguen los arenales de Barrañán, Chamín, Area grande y pequena de Balcoba, playa de Alba y Sabón, toda una, y luego da la vuelta a punta Langosteira y se encuentra la península de Suevos, llamada la Insúa, hasta el punto de Agra doce, que se extiende por el pasaje fronterizo a Nostián, que parte es de Arteixo y parte de Oza-Coruña.

     Los puertos de Suevos y Sorrizo no tienen condiciones que sirvan sino para pequeñas embarcaciones. No está formalizada en ellos la pesca más que por alguno que otro bote destinado a esta industria. En Suevos, sobre todo, podría fomentarse en escala algo importante.

     Es llano como una tercera parte del término municipal, y lo que más abunda en éste y constituye la parte principal de su riqueza son los prados de secano y regadío, por lo que la cría de ganado vacuno es muy general por el fácil mercado que encuentra por su calidad.

     El ganado lanar es escaso y la producción del de cerda es más bien para el consumo doméstico, a cuyo objeto se destina el que crían todos los labradores de los contornos.

     Los frutos que predominan son el maíz (551) y la patata, y en menor cantidad las alubias, trigo, avena, centeno y cebada.

     Hortalizas solamente se recolectan las precisas para el consumo, excepción de las parroquias de Oseiro, Suevos y Pastoriza, que lo hacen para su venta en la Coruña, donde tienen excelente mercado y buenos precios, especialmente en las producciones tempranas. La cebolla es de preferente cultivo para ser exportada en grandes cantidades a la isla de Cuba.

     El aprovechamiento de las piñas (frutos del pino) es objeto de gran consumo en la Coruña, pues se utiliza como medio rápido para encender el fuego en los hogares.


     La caza es algo abundante, siendo excelente la de pelo, por la bondad de los pastos.

     La pesca de vara, en la costa, es exquisita y muy apreciada, y en los riachuelos abundan las truchas y anguilas.

     La industria molinera para los granos del país es crecida; cuenta el ayuntamiento con 80 molinos de agua y sólo uno mixto de agua y vapor en el Pedregal (Arteixo).

     No se celebra feria alguna, supliendo esta falta las que de contratación general se efectúan en Lestón (Laracha-Carballo), en Payo Saco, que pertenece en parte a Larín (Arteixo), por estar limítrofe con aquella feligresía.

     Las aguas que se surten en este término son excelentes y de fuentes naturales, mereciendo citarse la de Pastoriza, inmediata al santuario, y las de Bayuca (Arteixo) y Anide (Larín) en la carretera.

     Atraviesa el ayuntamiento de N. a S., y en un trayecto de 15 kilómetros, la carretera a Finisterre, en la que se encuentra, después de bajada la agria cuesta de Oseiro y subida otra rápida pendiente, en el descenso de ésta, el lugar de Bayuca, capital del municipio, extendido a ambos lados de aquélla. Dista la cabeza del ayuntamiento 11 kilómetros de la capital del partido y provincia. También cruza el término concejil por su parte E., hasta la parroquia de Morás, la carretera provincial que desde el Espiño (Coruña) viene a morir en dicha parroquia, y la que de Lañas va a Armentón. Hay un camino vecinal de Arteixo a Sorrizo (552).

     Las romerías que se celebran en el ayuntamiento son: en Pastoriza, por Pascuas y el 29 de Septiembre, llamada la de San Miguel; en Arteixo, el 16 de Septiembre, conocida por la de Santa Eufemia, muy nombrada, abogada de las enfermedades nerviosas; en Anzobre, el 1º de Noviembre, y las fiestas patronales de cada feligresía.

     El servicio de comunicaciones entre los diferentes lugares, aldeas y caseríos se hace, como en toda la provincia, por caminos viejos, de herradura y senderos.

     Parte del ayuntamiento está también servido por los innumerables coches y automóviles de alquiler y de carrera que continuamente cruzan la carretera con dirección a Carballo, Ponte Ceso y Corcubión y Coruña y puntos intermedios. La estación de ferrocarril más próxima es la de la Coruña, a 11 kilómetros.

     Hospedajes sólo cuenta con la fonda del Balneario de Arteixo, y las demás son, aparte de otras fondas de menor categoría, posadas modestas, suficientes para las necesidades de aquel término.

     El servicio de vigilancia de la parte de costa está encomendado al puesto de Carabineros de Suevos.

     El balneario de aguas cloro-bromo-sódicas de Arteixo es bastante concurrido. De sus condiciones y efectos terapéuticos ya hemos hablado al describir las aguas minerales de la provincia. La concurrencia es de unas 500 personas por término medio.

     Una romería famosa y característica se celebra el 16 de Septiembre. Conócese por la Santa Eufemia y a ella acuden de largas distancias multitud de pacientes, mujeres en especialidad, que se ofrecen a la santa para verse libres de meigallos (embrujamientos) e botal os enemigos do corpo (553) (echar fuera al demonio). La credulidad de ciertas gentes les hace suponer hijas del poder infernal enfermedades propias del estado de la mujer, como el histerismo y otras. Afortunadamente se va borrando esta creencia y el número de posesas es cada vez menor. Atribuyen algunos esta disminución a la falta de fe; pero para nosotros es significado de que la cultura va en progreso y que ciertas prácticas y supersticiones no encuentran hoy el terreno abonado que en pasados tiempos.

     El carácter de los vecinos de este ayuntamiento es, por regla general, y especialmente en la mujer, bondadoso, agradable y servicial, sobre todo cuando se trata de atender a gente forastera.

     Las costumbres son, con alguna que otra variante, las generales de la provincia.

     Pueblan este ayuntamiento 9.539 habitantes de hecho y 10.397 de derecho, ocupando 2.369 edificios y 425 albergues, siendo los primeros 993 de un piso, 1.370 de dos y 6 de tres o más. Todo este vecindario está repartido en 13 parroquias, que suma 1 lugar, 84 aldeas, 77 grupos menores y varias viviendas aisladas.


     Los habitantes se clasifican, por vecindad: hombres, 4.542 presentes, 537 ausentes, 8 transeuntes; mujeres, 4.983 presentes, 335 ausentes, 6 transeuntes; total, 9.525 presentes, 872 ausentes, 14 transeuntes.

     Por su estado: varones, 2.768 solteros, 1.613 casados, 169 viudos; hembras, 2.847 solteras, 1.711 casadas, 430 viudas, 1 que no consta; total 5.615 solteros, 3.324 casados, 599 viudos, 1 que no consta.

     Por su instrucción; hombres, 12 leen, 1.356 leen y escriben, 3176 analfabetos, 6 que no constan; mujeres, 19 leen, 820 leen y escriben, 4.148 analfabetos, 2 que no consta; total 31 leen, 2176 leen y escriben, 7.324 analfabetos, 8 que no consta.

     Por el avance del censo de 1.920 aparece disminuído el número de almas, pues tan sólo da 9.304 para las de hecho y 10.024 para las de derecho. El mayor núcleo de población es Suevos, con 396 habitantes de hecho, en la feligresía de su nombre.

     Las escuelas nacionales son 11, insuficientes para la educación de su población escolar, dada la extensión del término municipal y lo diseminada que se halla aquella. No es, pues, para extrañarse que el término medio de los analfabetos sea el de 70,44 por 100, a pesar de sostener una escuela más por su cuenta el ayuntamiento.

     En lo eclesiástico depende del arzobispado de Santiago, arciprestazgo de Faro (Coruña) y cuenta para el culto con 13 iglesias parroquiales y 4 ermitas.

     Tiene comercios y establecimientos bien surtidos en las localidades más importantes.

     En el archivo municipal se conserva un plano del territorio actual del ayuntamiento en escala de 1: 50.000.

     A lo largo de la costa existen multitud de furnas (cuevas o grutas) abiertas por el mar. Entre ellas la más notable es la conocida por Furna de San Xián (gruta de San Julián). Dista unos 500 metros del lugar de Pedreira (Arteixo) y está en el trozo de playa que llaman Balcoba. Tiene la gruta 40 metros de profundidad y es practicable su interior, en el que de unas grietas al fondo surge un chorro de agua potable. Esta gruta tiene -no le podía faltar- su leyenda correspondiente. También se denomina do Galo.

     Cuenta la tradición que un pescador de caña, deseoso de saber hasta dónde llegaba la profundidad de la gruta, fué provisto de un gallo, al que sujetó una de sus patas por un hilo largo. Lanzado el animalito al interior, rompió el hilo y resultó chasqueado en sus propósitos el curioso.

     Júzguese de su sorpresa cuando le dijeron, de allí a unos días, que el famoso gallo había ido a salir unos 2 kilómetros más allá de la furna, en un lugar de Barrañán que llaman desde entonces O Galo (el gallo), después de haber atravesado interiormente el monte y la colina que existe en dicho lugar.

     Otra conseja, que se remonta a tiempos prehistóricos, habla de que un gallo salió de la furna y monte arriba no paró de subir hasta que llegó a una fuente que existe en un prado del citado lugar de O Galo, al que dió este nombre desde entonces. Como se ve, las dos, aunque en diferente forma, recuerdan un mismo asunto (554), siendo muy significativo lo del camino que desde la cueva va a parar al monte, pues sabida es la general creencia que suponía a todos los castros una salida oculta.

     De antiguos monumentos tan sólo cabe señalar, entre los de origen prehistórico, el castro y su dólmen o sepulcro, al mismo vecino, y los castros de Arteixo, Lañas y el de Figueiroa (Arteixo), contiguo a la costa.

     De los tiempos romanso quedan aún restos de la vía que por la costa, procedente de Baldayo (Carballo), venía por Chamín, seguía a Arteixo y luego continuaba a la Coruña, teniendo los puentes de Barrañán y Figueiroa. El historiador Cornide dió algunas inscripciones latinas halladas en estos lugares.

     Respecto a los abolidos señoríos tan sólo se conservan algunos restos de la fortaleza de Suevos y los pazos de Anzobre (Armentón), Oseiro, Figueiroa (Arteixo) y Atín (Loureda).

     A los descendientes del famoso Gómez Pérez das Mariñas perteneció el dominio de la mayor parte de este territorio y la historia de tan ilustre familia está ligada íntimamente al mismo. Aparte del "Nobiliario" de Vasco de Aponte, que algunos hacen hijo de Oseiro, pero que mejor parece ser nació en la Coruña, y en cuyas geneologías se encuentran exactas y curiosas noticias, debe consultarse la documentada obra Gómez Pérez das Mariñas y sus descendientes, por César Vaamonde Lores (Coruña, 1917). Por sucesiones y enlaces pasaron las propiedades de los Pérez das Mariñas a otras casas. Suevos fué de la familia de los Río, Figueiroa de los Navas y Anzobre de los Ximonde, hoy Puga.

     En la primitiva provincia de la Coruña las parroquias que actualmente constituyen el municipio estaban adscritas parte a las jurisdicciones de Oseiro, Santa Cecilia (Morás) y Anzobre, y parte a la de Erboedo en Bergantiños y al Coto de la ciudad de la Coruña. Las que pertenecían a Erboedo eran Chamín y Monteagudo, y las del Coto de la Coruña Arteixo, Pastoriza, Loureda, Lañas y Suevos. Más tarde fueron los cotos de Oseiro, Suevos, Santa Cecilia, Morás, Loureda y Anzobre (1.804).

     Las casas y haciendas de los paisanos gallegos en esta provincia constan generalmente las primeras de planta baja, donde está la corte (establo) y la cociña y lareira (cocina y hogar); el segundo cuerpo lo compone el sobrado o estrado (sala) y cuartos (habitaciones) para dormitorio; la hacienda propia o de renda (arrendada) consiste en leiras (eras) para trigo, maíz, patatas, etc.; prado para el ganado y monte para leña o esquimo para las cuadras. Próxima a la casa está a eira (era) para a malla (trilla). En ella tienen el horreo (granero).

 

     En muchísimos ayuntamientos hay diferentes lugares tablajerías y hornos de pan cocer, pues aún cuando en ellos no haya grandes centros de población agrupados, sin embargo no falta lo más corriente para la vida, cosa que no sucede en otras regiones de España a pesar de no estar diseminada la población y ser ya los pueblos bastante crecidos. Sirva esta advertencia para todos los demás municipios de la Coruña.

     Contribuciones que satisface este municipio: por industrial, 4.100´10 pesetas; por territorial s/ 57.855 riqueza imponible, 14.668´81; por rústica s/ 185.234 y pecuaria s/ 21.489, 45.008´48; contingente provincial, 13.351´37; presupuesto del ayuntamiento, 52.025´10 pesetas.


(550).- Procuraremos restaurar, en lo posible, la toponimia indígena; pero sin embargo usaremos indistintamente, sobre todo en las localidades de cierta importancia, los nombres gallegos y los oficiales, como Ordenes y Ordes, Mellid y Melide, Arosa y Arousa, Puentedeume o Pontes do Eume, etc., etc.
     Asimismo también emplearemos la B o la V, como en Coba o Cova, Bares o Vares, pues se emplean las dos formas, aun cuando la más gallega sea la B, pues sabido es que los romanos decían de nuestra tierra: feliz país gallego donde vivere es bibere.
(551).- Tienen fama de bollas o panes de gran tamaño, de harina de este grano, llamadas Arteixanas, no sólo para la alimentación personal, sino para el engorde y ceba del ganado.
(552).- Está en construcción la carretera que desde el Espiño (Coruña) ha de venir a Arteixo.
(553).- Les llaman también os sucios por las obscenidades que suelen decir los enfermos, sobre todo las hembras.
(554).- Este y otros detalles referentes al ayuntamiento nos los proporciona la curiosa y bien escrita Monografía geográfica del término municipal de Arteijo, que para su revalida presentó la estudiosa alumna de la Escuela Normal de la Coruña, hoy maestra nacional de Piruleiro (Coruña-Oza), señorita María del Carmen Iglesias. 

     Parroquia de Santiago de Arteixo, de ascenso.- Sita a orillas del Océano en la encañada central del valle. Es de suelo fértil, bañado por dos arroyuelos, uno de los cuales, el Bolaño, pasa a su O. Limita al N. con Oseiro; al E. con las feligresías de Morás y Loureda; al S. con las de Armentón, Lañas y Loureda, y al O. con el mar.

     Conforman la parroquia las aldeas de Baez, Baños, balneario y viviendas, Barral, Bayuca (en castellano Taberna), donde está la casa ayuntamiento y que tiene categoría de lugar, Campo, Catuxa, Figueiroa, Montepequeno, Outeiro, Pedras, Pedreira, Rañal y Sisto, y los grupos menores de Caldas, Cepo, Laxobre y Suso y edificios aislados, con 1.310 habitantes de hecho y 1.412 de derecho, repartidos en 385 edificios, de los que 201 son de un piso, 161 de dos, 2 de tres y 21 chozas o albergues.

     A unos 300 metros por la carretera hállase el balneario y en el valle que se abre a su frente se encuentra la Furna de San Xián, de que ya hemos hablado y que no dejan de visitar los bañistas. Ahora tan sólo diremos que la leyenda que con ella se relaciona y de que dimos cuenta, tiene alguna similitud con la de la Coba de Santa Catalina, de la isla de Sálvora, que dicen se abrió por permisión divina para librarla de sus perseguidores, como también se abrió el altar de Santiago en un monte de Padrón. Cuéntase que para conocer su profundidad se echó mano de un perro y una cabra, que asomaron la cabeza en Carreira (San Payo), en la costa N. de la ría de Arousa. Un gallo lanzado en su interior tuvo menos fortuna y no volvió a aparecer, víctima sin duda del misterio o de los...dientes de los zorros. A la Furna de San Xián no puede llegarse sino en bajamar, siendo peligroso hacerlo antes.

     La iglesia parroquial es una capilla que resulta muy reducida para el culto, siendo de imperiosa necesidad su reedificación y mejoramiento. Celebra fiesta de su santo patrón el 25 de Julio y la famosa romería de Santa Eufemia. El curato es presentación del Marqués de Camarasa.

     Tiene teléfono municipal y cartería, y el servicio de comunicaciones está bien atendido por las muchas líneas de automóviles de carrera que por allí circulan. Las escuelas nacionales son dos; es de alguna importancia el comercio, y hay excelentes casas de huéspedes y fondas de varias categorías suficientes para alojar el contingente de los que asisten en la época de baños. Existe una buena fuente pública en la carretera, en Bayuca.

     Su clima es excelente y sano y ventilado y esto hace al término inmejorable como estación de descanso y recreo y para recobro de la salud. Dista 11 kilómetros de la Coruña por carretera. De Arteixo sale un camino vecinal para Sorrizo, que tan sólo llega a Barrañán. El correo para todo el ayuntamiento se dirige por Arteixo.

     El nombre de Arteixo quieren algunas imaginaciones fantásticas derivarlo de Artai o Artaigo, personaje que dicen existió en los tiempos fabulosos. Nuestro genial Vicetto (Historia de Galicia, tomo I, Ferrol, 1865), nos dice que tal hijo de Brigo estableció allí su gah o vivienda, llegando hasta a darnos los más íntimos detalles de la vida del héroe legendario. De tan fabuloso personaje hace descender la tribu de los artaigo, artabrigos o artabros, que poblaron este territorio hasta el cabo Finisterre.

     Más verosímil que esa derivación parece ser la de los que nos afirman que Arteixo significa caliente, por relación a sus baños, aun cuando no haya noticias de que fueran conocidos sino modernamente; pero pudiera suceder que, aun cuando olvidados, dejaran nombre a la localidad. De todos modos, hay quien cree poder arrancar el nombre del éuskaro Artz (oso) y aún lo enlaza con el de la parroquia llamada Oseiro.

     De tiempos prehistóricos hay en esta parroquia los castros de Arteixo y Figueiroa, que están próximos, hallándose el último contiguo a la aldea de su nombre y en las cercanías del mar.

     Fué dueña de la sinecura de esta parroquia la familia de los Andeiros, nobles vecinos de la ciudad de la Coruña.

     Entre los recuerdos históricos de Arteixo, el más importante es el de la época contemporánea, en que bajo pretexto de tomar sus baños para restablecer su salud, quebrantada por su encierro en el castillo de San Antón, de la Coruña, trasladose con una escolta, ganada de antemano, el general Porlier. Retrocedió de Arteixo para Pastoriza, que fué el punto de partida para el alzamiento constitucional del año 1815 (17 de Septiembre) y que si triunfante en los primeros momentos, hizo abortar la traición a los pocos días, siendo sorprendido el caudillo en Ordenes (23 Septiembre) y pagando con su vida en la horca el 3 de Octubre de 1815, en la misma ciudad de la Coruña, sus ansias de redención.

     En esta feligresía hay un punto de vista admirable para dominar el valle en gran parte de su extensión. Es donde se halla el balneario. Vese desde aquí despejada la llanura hacia el N., frente a Alba, cuya playa platea a lo lejos; divísase el monte Castelo de Lañas, término de los de Barbeito y Angra, que separan Arteixo de Barrañán, como también se destacan perfectamente el picacho Subica, que es cual centinela del valle, y el elevado de Santa Leocadia.


Parroquia de San Pedro de Armentón, de entrada.- Terreno feraz, abundante en pastos, pintoresco y ameno y bien ventilado, cercano al mar. Dista de la capital de provincia 18 kilómetros y está unido a la carretera de Finisterre, por la que arranca de Ermida (Lañas) de la derecha de aquella y que en semicírculo al O. atraviesa la parroquia, pasando por la aldea de Anzobre, y vuelve a tocar la derecha, de la que parte, en Anide (Larín), en un  recorrido de 5 kilómetros. Tiene una larga pendiente, pero inferior a un 5 por 100, en la subida hasta dicho lugar de Ermida. Contrasta la vista de que se disfruta en su recorrido con el de la de Finisterre, pues lo hace por un territorio risueño y poblado de arbolada. Desde una cuesta ya se ve la señorial mansión de Anzobre, coronando una altura medio cubierta por el boscaje, que hace aquel un lugar grato y sumamente deleitoso. Cruzan la feligresía varios riachuelos que serpenteando por sus praderas dan lozanía y frescura al hermoso paisaje y forman el río Castro.

     Cuenta con las dos aldeas de Anzobre y Roris y los grupos menores de Armentón de Enriba, Barreiros, Campolongo, Carretera, Castro, cuyo nombre acusa la existencia de uno de estos antiguos monumentos, Corredoira, Crucela, Grela, Iglesario, Pena do Corbo, Perillona, Telleira, Xesta y Xesteira. Sus habitantes suman 435 de hecho y 586 de derecho, con 133 edificios, de ellos 28 de un piso y 37 de dos y 68 chozas o albergues. Hay una escuela nacional y se celebra su fiesta el 1º de Noviembre. Está a unos 7 kilómetros de la capital del ayuntamiento.

     Esta parroquia y la inmediata de Lañas formó el Coto de Anzobre, cuyo juez nombraba la casa de Ximonde. El curato es de presentación del Conde de Priegue.

     Tiene por límites Sorrizo al O., Lañas al E., Arteixo al N. y Larín al S.


Parroquia de San Xián (Julián) de Barrañán (anejo de Lañas).- A 16 kilómetros de la capital de la provincia y a las faldas de los montes Angra y el alto pico do Galo, que separan Barrañán de Arteixo. Es terreno mediano y lo riega el Castro, que viene de Monteagudo y Armentón a perderse en la playa de Barrañán o de Branquenza, por el grupo así llamado que está próximo a él.

     Comprende las aldeas de Esfarrapa, Galo, Iglesario y Sar, y los grupos de Branquenza, Campo, Outeiro, Pata, Seara y Sisalde, con 319 habitantes de hecho y 348 de derecho, que viven en 98 edificios, 35 de planta baja y 55 de dos y 8 chozas o albergues. Tiene escuela de sostenimiento voluntario del ayuntamiento. Hállase a unos 3 kilómetros de la cabeza del ayuntamiento.

     La iglesia parroquial es notable y fué iglesia propia. Perteneció al priorato de Cambre.

     Confina con el Océano al N., Suevos al E., Oseiro al S. y Chamín al O.

Parroquia de Santaya (Eulalia) de Chamín (anejo de Sorrizo).- Está a 16 kilómetros de la capital de la provincia y situada a la falda de los montes que la rodean, llamados Ribeira, Vila y Cartas, que son poco poblados. Su suelo es de mediana calidad, pero productivo y abundante en aguas.

     Tiene las aldeas de Chamín de Enriba, de Abaixo e do Medio, Iglesario, Santaya de Abaixo y de Enriba, y los grupos menores de Brea y Vioño, que pueblan 376 habitantes de hecho y 420 de derecho, ocupando 137 edificios, 40 de un piso, 65 de dos y 32 chozas y albergues.

     Parroquia costeña, de sus dos arenales uno toma el nombre de una de las aldeas de Chamín y es el mayor sitio en la parte oriental.

     La iglesia conserva restos románicos del siglo XII. Entre ellos una ventana. Fué anejo de Monteagudo y perteneció a la vicaría de la Colegiata de la Coruña, por cambio de su iglesia principal por sus poseedores, los benedictinos de Santiago, por Santa María de Cambre.

Parroquia de San Martiño (Martín) de Lañas, de entrada.- Terreno montuoso y no muy abundante, se halla extendida a las faldas del elevado pico do Galo, parte occidental, y uno de sus límites con Barrañán. Está a la derecha de la carretera de Finisterre, que atraviesa su término, y a poco más de cinco minutos de la misma se halla el templo parroquial, que es un notable ejemplar del estilo románico. Es de una nave y ábside rectangular, portada principal y lateral del S., ésta de archivoltas semicirculares de molduras tóricas sobre columnas una por lado y tímpano con una cruz de extremos flordelisados, inscripta en un círculo. Es de comienzos de la décima tercera centuria.

     En la sierra de la Estrella, que la separa del ayuntamiento de Laracha (Carballo), está el empiezo de la cañada central en el valle de Arteixo. Tiene por límites al N. Barrañán, que es su anejo, y Arteixo; al E. Armentón, al S. Loureda y al O. Chamín. Está a 3 kilómetros de la capital de su ayuntamiento.

     Hay escuela nacional y dista unos 14 kilómetros de la Coruña. En el lugar de Ermida, el más importante que se halla en la carretera de Finisterre entre Arteixo y Laracha (Carballo), arranca la carretera de Armentón. Presenta el curato la Corona.

     Su población es de 525 habitantes de hecho y 570 de derecho, repartidos en 145 edificios, 72 de un piso, 54 de dos y 19 albergues o chozas, que forman las aldeas de Campo, Castelo, Ermida, Preguin y Vilarnovo, y los grupos menores de Galo, Iglesario y Pazo, nombre éste indudablemente porque era el lugar donde se administraba justicia.

     A la salida de Lañas, inmediato a Fonte Loureiro, se disfruta de una deliciosa perspectiva, abarcándose todo el valle que forman Lañas, Armentón, parte de Monteagudo y Barrañán, teniendo por término la playa del mismo nombre.

Parroquia de San Estebo (Esteban) de Larín, de entrada.- Es matriz de Lestón (Laracha) y linda al N. con Armentón, al E. con Loureda, al S. con su anejo y al O. con Monteagudo. En los límites del ayuntamiento testa asimismo con el municipio de Laracha, partido de Carballo, siendo de esta feligresía parte de la aldea de Payo Saco, que también pertenece a la parroquia de Lestón.

     Es terreno feraz, con bastante arbolado, y se halla situado entre montes, regándola varios manantiales que van a engrosar el arroyo Castro. La atraviesa la carretera de Finisterre, en la que enlaza por su derecha en Anide la que de Lañas va por Armentón. En Campos (Anide) hay en la carretera una buena fuente. Esta a 17 kilómetros de la Coruña y a 6 de la casa del ayuntamiento.

     Sus aldeas son Fraga, Mirón, Orrente (molinos harineros), Paradela, Payo Saco, ésta en la carretera, Pedra, y los grupos menores de Bons, Casanova, Casas Novas, Coque, Groba, Iglesario, Larín de Enriba, Piñeiro, Rua y Vigo. Constan estas entidades de 170 viviendas, de las que 63 son de un piso, otras 63 de dos y el resto, 44, chozas o albergues, domicilio de 450 habitantes de hecho y 483 de derecho.

     Existe una escuela nacional.

     Es de clima sano y ventilado.

 Parroquia de Santa María de Loureda, de entrada.- Encuéntrase al S. de su municipio, en las faldas septentrionales del monte Carboeiro, y la dominan asimismo los montes de Vilarchán. El Carboeiro tiene unos 369 metros de altitud sobre el mar en su meseta, cerca de la que se halla el lugar de Santa Leocadia, en donde en forma de cono arranca un picacho de 100 metros de elevación, desde cuya cima se ve en día claro la parte del caserío de la Coruña que da al Parrote, la Torre de Hércules, la Marola y acantilados de su costa hasta la entrada de la ría de Ferrol. Sirve de punto de mira para la navegación por este litoral.

     Su territorio es de lo más hermoso de Arteixo y el mejor situado, con exuberancia de arbolado fructífero de variadas clases. Lo fertiliza el Bolaño, que nace en las vertientes de los montes entre Balay y Fontesende, lugar menor y aldea de la parroquia.

     Forman la feligresía las aldeas de Barreiras, Cancelo, Ervedins, Foxo, Fortecende, Iglesario, Mins, Queira, Quintans, Rocheira, Tis, y los grupos menores de Atín, donde está el pazo de esta familia, descendiente del Marqués de Camarasa, que ejerce el patronato de esta parroquia; Balay, nombre de uno de los montes que separan Loureda de Morás; Campiño, Carril, Marciñado, Regocheo y Santa Leocadia, de donde se disfruta un grandioso punto de vista, con 1.134 habitantes de hecho y 1.271 de derecho, domiciliados en 338 edificios, 123 de un cuerpo, 183 de dos y 52 chozas y albergues. Hállase a unos 13 kilómetros de la Coruña. Tiene escuela nacional. Confina al N. con Arteixo, al E. con Morás, al S. con el ayuntamiento de Culleredo, separado por los montes Vilarchán y Carboeiro, y al O. con Lañas. De Arteixo dista unos 3 kilómetros y unos 10 de la Coruña.

     El templo parroquial, si bien su nave es moderna, su ábside es igual y del mismo tiempo que el de la limítrofe parroquia de Morás. Es iglesia capaz y por su solidez y traza de las mejores del término municipal.

 












Ningún comentario:

Publicar un comentario